#

Artistas noveles cubanos en Art Madrid 2024

Por estos días se respira arte contemporáneo en cada rincón de Madrid. Una de las citas habituales de marzo regresa a la Galería de Cristal del Palacio de Cibeles. En su XIX edición, Art Madrid se convierte en vitrina de más de 40 galerías nacionales y foráneas consolidando a la urbe como capital de las artes visuales.

Pinturas, grabados, instalaciones, esculturas confluyen en esta feria que tiene como premisa acercar al público a lo mejor de la producción artística de creadores noveles y experimentados, un espacio de visibilización, comercialización y diálogo para descubrir tendencias en el mercado del arte contemporáneo, pero sobre todo apoyar a los artistas del futuro.

Stan Galería Collage Habana

En esta ocasión, el evento transcurre del 6 al 10 de marzo, y vuelve a convocar a la galería Collage Habana. Bajo este sello perteneciente al Fondo Cubano de Bienes Culturales, 4 artistas emergentes de la Isla presentan su obra. Se trata de Alberto Sautúa, Lancelot Alonso, Chuli Herrera y Jorge Rodríguez, quienes traen una representación de sus proyectos más recientes en el género pictórico.

El retrato deviene el hilo conductor que atraviesa la propuesta curatorial del STAND B10 de la Galería de Cristal. La selección de piezas defiende el arte figurativo, aunque a partir de diferentes líneas discursivas que responden a las necesidades creativas y estéticas de los jóvenes artistas.

Motivado por el mundo digital y la influencia de las redes sociales en la cotidianidad el camagueyano Chuli Herrera lanza un guiño simbólico entre el autorretrato clásico de la pintura y los selfies en su propuesta visual “Mirror selfies” (2020). Con esta serie trae hasta Art Madrid un proyecto que comenzó a pensar desde 2012 a partir de un arduo proceso investigativo en Instagram en busca de selfies realizados en el espejo de las casas museo de los grandes maestros del autorretrato como Diego Rivera, Frida Khalo, Oswaldo Guayasamín, Salvador Dalí, Alberto Durero, Vincent van Gogh, o Rembrandt y a partir de ahí construir una suerte de recreación de ellos.

Para la cita, el joven que actualmente integra el Círculo de Bellas Artes de Madrid eligió 5 piezas que toman como nicho la casa museo de Rembrandt. “Para mí como artista que idolatraba e idolatro a esos grandes maestros de la pintura, era una idea mágica hacer la misma acción de autorretratarse en ese espejo, donde el artista se pintó y en el mismo lugar donde vivió. Tiene una carga simbólica muy fuerte”, declaró en exclusiva para Arte por Excelencias.

“Desde 2017 mi obra se ha modificado alrededor de la técnica del óleo sobre lienzo, pero descomponiendo la obra por completo. Pinto toda la fotografía lo más realista posible y luego la destruyo y exploto emocionalmente. Esa misma emoción no me permite acabar la obra otro día que no sea en el que la inicio”, confiesa Herrera sobre el proceso de creación que aún lo ocupa.

Por su parte, Alberto Sautúa presenta en la cita dos creaciones de su serie Silencio, una de 2020 y otra de 2023. Es precisamente este marco temporal el que marca la pauta evolutiva de su obra, al entender el silencio desde dos miradas distintas. La primera fue resultado de la pandemia, ese momento en el que se vivía tanta incertidumbre y las mascarillas cubrían casi todo el rostro, solo dejando fuera los ojos. De ahí que diera a ellos toda la carga de la obra, mientras, la segunda es una fantasía de naturaleza onírica alrededor de la figura femenina recurrente en sus creaciones no con un propósito estilístico sino como sinónimo de la fuerza humana, explica el artista hoy residente en Salamanca.

“Son rostros en silencio, sumidos en su mundo onírico, de pensamientos. Me gusta trabajar de forma muy espontánea, dejando fluir el subconsciente, primero mancho todo como si fuera una abstracción y de ahí voy sacando formas, es como ir saliendo del sueño a la realidad”, puntualiza sobre su trabajo en acrílico sobre lienzo.

Con una filosofía más estridente, Lancelot Alonso propone una mirada a la figura humana desde el erotismo. Se trata de obras con una alta carga cromática que invitan a observar desprejuiciada y desinhibidamente lo íntimo y lo libidinoso. De las más recientes incorporaciones al catálogo de Collage Habana supone Jorge Luis Rodríguez Marrero, su obra Sultan bin Salman también se estrena en la cita madrileña, otorgándole a la selección un toque de absurdo e incluso deformidad a la figura humana desafiando la simetría, lo racional y la noción clásica de lo bello.

También hijo de Collage Habana, otro cubano se exhibe por estos días en Art Madrid pero esta vez entre la colección de la galería Nuno Sacramento de Portugal, institución fundada por José Sacramento, un enamorado de la pintura y la cultura cubanas desde los años 70 – tal como confesara a Arte por Excelencias– cuando quedó prendado de las Bienales de La Habana y desde entonces no ha dejado de apoyar las carreras de artistas de la Mayor de las Antillas como René Francisco, Carlos Estévez, Roberto Diago, y actualmente de los jóvenes Lianet Martínez, y Yasiel Elizagaray.

Justamente es este último, quien, por segunda vez consecutiva, representa el arte trinitario en Madrid. “La propuesta de este año es difiere a la precedente, Retratos paralelos, ahora me encuentro enfocado en una línea discursiva que va un poco más a la búsqueda experimental incorporando el motivo de las alas, y otros medios más matéricos: resinas, pigmentos, aglutinantes. Esta edición de Art Madrid ha sido una proyección de lo nuevo que quiero sacar en Cuba en septiembre”, declaró Elizagaray para nuestra revista y adelantó la posibilidad de llevar una representación de artistas portugueses a la venidera Bienal de La Habana, como plataforma para continuar afianzando los vínculos entre la península ibérica y el arte cubano.

Link a noticia.